10 Simples hábitos que sólo practican las personas atractivas

Amarse a sí mismo para luego amar a los demás es una máxima que todos necesitamos poner en práctica. La verdadera belleza radica en el interior y se proyecta hacia quienes están a nuestro alrededor. Esto significa que atraer a las personas no es un tema necesariamente físico, existen algunos hábitos o principios que si se ponen en práctica nos pueden hacer destacar de inmediato en medio de la multitud. Así que si quieres transformarte en una persona verdaderamente atractiva, toma nota de estos 10 hábitos:

1. Saber escuchar es saber conversar
Ser un buen oyente es una virtud invaluable y no es tan complicado (sólo debemos bajar un poco el ego). Una vez que prestemos atención a cada palabra que dice la otra persona podremos progresar hacia temas más profundos y las personas en general se sentirán realmente conectadas con nosotros.

2. Un amigo siempre es prioridad
No nos referimos a las amistades de fiestas, sino a las de verdad. No debemos permitirnos bajo ninguna circunstancia posponer nuestras relaciones por el trabajo, los estudios o las metas. Una persona atractiva tiene como prioridad estrechar los lazos con quienes le aman y le cuidan.

3. El perpetuo presente
¡Relájate! Se trata de no vivir en el pasado ni en el futuro, sino en el perpetuo presente, viviendo cada experiencia y cada momento sin demasiadas preocupaciones.

4. Amarse por dentro y por fuera
Una máxima popular dice que “amar es cuidar”, y sí la tomamos al pie de la letra cuando hablamos de amarse por dentro y por fuera, entonces deberíamos cuidar muy al detalle nuestra salud, nuestro corazón y nuestra apariencia física. Todo en un balance perfecto. En ese sentido, actividades deportivas o artísticas nos ayudan a armonizar en todos estos aspectos.

5. Alimentarse bien
Si continuamos con la máxima de “amar es cuidar”, entonces alimentar tu cuerpo de la manera correcta es sustancial. Cuando te nutres completamente, aún tus emociones entran en sincronía.

6. Dormir
El sueño es vital y te hace sentir bien contigo mismo y con el mundo. La justa medida de sueño (7 u 8 horas) rejuvenece el cuerpo, mantiene la piel sana y los ojos limpios.

7. Confianza interior
No se consigue en el mercado, viene de la mano con la autoestima. La clave es saber reconocer tus virtudes y defectos en su justa medida para estar seguro de qué eres y qué no.

8. Tiempo libre, tiempo propio
No te permitas estar tan ocupado o tan comprometido que al final no tengas espacio para ti mismo. Este hábito consiste en disfrutar de los momentos de soledad y consentirse haciendo todo aquello que nos gusta en los tiempos libres. Baños de burbujas, lecturas amenas, escuchar música o comer un helado, son ítems muy personales que encajan en esta lista.

9. Perdonar
El rencor no tiene nada que ver con las personas interesantes y atractivas. El rencor redarguye las heridas y no permite que sanemos nuestro corazón. Es necesario aprender de las malas experiencias para luego dejarlas ir (no retenerlas ni en la mente ni en el corazón) y seguir adelante.

10. La magia de las pequeñas cosas
Sólo se vive una vez y cada día que pasa es irrecuperable, irrepetible e inigualable. Así que mantenerse positivo y disfrutar de esas pequeñas cosas que nos trae el día a día es una decisión muy personal. Aún en medio de la adversidad, aferrarse a un pequeño detalle puede hacer la diferencia.

Adaptación: elclubdelospoetasmuertos.net