Así son los orfanatos en la India. Un lugar donde los niños no son niños

En algunas partes del mundo las cosas son muy distintas a otros países. Lo que a muchos nos parece algo imposible, para muchas otras personas es toda una realidad. Y lamentablemente ese es el caso de los niños en la India, quienes al parecer nacieron en un lugar en el que son vistos como un tipo de objetos o mercadería. En los orfanatos de ese país viven cientos de niños, que a pesar de no ser huérfanos, sus familias suelen venderlos o en el peor de los casos; les son arrebatados a sus padres para hacer negocio con ellos.

Las condiciones insalubres en las que viven estos niños son increíbles y simplemente lamentables. La buena alimentación e higiene, no existen, si se enferman no reciben atención médica y por lo general son golpeados para que hagan lo que se les ordena. Muchos de los padres de estos niños piensan que lo mejor fue habérselos entregado a un grupo de personas carismáticas que llegaron un día a su pueblo, prometiéndoles miles de falsedades, pero se equivocan.

Por lo general, estos pequeños son utilizados y expuestos por unas cuantas monedas, mientras que las donaciones de hombres poderosos y extranjeros, solo se ven reflejadas en las cuentas de los dueños de estos lugares. La mayoría de los padres de estos niños piensan que se encuentran bien y que llevan una vida mucho mejor a la que llevarían en su casa, lo cual resulta ser completamente falso.

Según la UNICEF, en muchos orfanatos, los niños suelen ser secuestrados y nunca más vuelven a su hogar. Si se trata de un orfanato “legal”, los niños pueden visitar a sus padres en vacaciones, pero no todos. Los mayores se quedan allí y nunca más vuelven a tener una vida plena.

Indien, Mamallapuram, Waisenhaus, Kinderheim

En la siguiente fotografía se observa a una ama de casa con su marido, quienes llevaron a su hijo Rajeeth, de 12 años de edad, porque piensan que allí le brindarán una mejor educación, sin imaginar que las donaciones solo benefician al administrador.

Mamamllapuram, es un pueblo ubicado en el estado indio de Tamil Nadu. Allí hay muchos centros y orfanatos que no cumplen con ningún tipo de normas sanitarias y de seguridad, pero que de igual manera continúan funcionando. De hecho, los utilizan para que los turistas sientan compasión y se comprometan a ayudarlos.

En cada uno de estos orfanatos, mantiene un libro de visitas, el cual contiene tres casillas: una para el nombre del visitante, otra para la nacionalidad y la tercera, para la deseada “CONTRIBUCIÓN”. Por lo general aceptan a cualquier persona como voluntaria, sin necesidad de tener ningún tipo de estudio ni experiencia con niños, lo cual los expone a peligros mayores. Y mientras que muchos ya olvidaron a sus familias, muchos otros los siguen recordando con la esperanza de volverlos a ver algún día.

Kinder warten auf Essen, Indien, Mamallapuram, Waisenhaus, Kinderheim

Estas fotografías fueron tomadas por Sandra Hoyn, quien tiene como objetivo mostrar la realidad de estos orfanatos, los cuales tienen a ser todo un negocio y a estar abiertos para los turistas, manteniendo una farsa que está muy lejos de la realidad.

Imágenes y fuente: culturacolectiva