Asistir a la Universidad al mismo tiempo que Emma Watson era una completa pesadilla

Asistir a una universidad o cualquier lugar de estudios, junto a tu persona favorita más famosa, puede sonar bastante genial, pero implica muchos problemas. Tal es el caso de la hermosa y talentosa Emma Watson. Sus compañeros en la universidad no la pasaron tan bien como lo podríamos pensar, más bien fue todo lo contrario y acá te explicamos el por qué.

Instagram / Emma Watson
Instagram / Emma Watson

Como ya todos sabemos, Emma Watson se volvió toda una celebridad por su participación en Harry Potter. Antes que la famosa saga inspirada en el libro fuera famosa, Emma era una niña inglesa como cualquier otra.

giphy

Sin embargo, de una manera muy responsable, decició nunca abandonar los estudios. Cuando terminó la escuela, siendo una niña, sabía que llegaba el momento de acudir a la universidad, sin embargo, por sus constantes viajes por el rodaje de las películas, esto se tornaba muy complicado. Tomó la decisión de inscribirse en el colegio Headington en Oxford y su vez contrató un tutor para poder estudiar mientras rodaba Harry Potter.

Instagram / Emma Watson
Instagram / Emma Watson

Emma tenía que asistir a sus clases cada lunes sin falta y así entregar todos los trabajos de la semana. En ese momento los encargados de la seguridad del centro educativo temían por la seguridad del lugar, dado que una de sus alumnas (Emma) podía poner en riesgo el equilibrio del lugar, debido a que se trababa de una celebridad y muchas personas podían hacer lo que fuera por obtener una fotografía, autógrafos y cualquier tipo de acercamiento con la actriz.

El instituto tomó la decisión de castigar cualquier acercamiento de este tipo hacia Emma y podría ser castigado por el mismo. Una ex compañera de Emma compartió su opinión sobre lo sucedido:

“Claro que si eras su amiga podías hablar con ella, pero nadie podía acercarse y pedirle un autógrafo. Recuerdo que nos advirtieron formalmente, y estábamos bastante asustados en poder tener un punto de castigo. En ese momento habría sido demasiado embarazoso, además los guardaespaldas nunca la abandonaban y varios compañeros fueron arrestados por acercarse a menos de 3 metros por accidente, estudiar con ella era toda una pesadilla.”

Para terminar la historia, el día de su graduación le recomendaron a Emma contratar un servicio privado de seguridad. Fue en Mayo 2014.

dailymail
dailymail
dailymail
dailymail
dailymail
dailymail

¡Todo acabo con mucha normalidad!

Adaptación: elclubdelospoetasmuertos.net