Un cambio en su estilo de vida le hizo bajar mucho peso y transformar su físico de una manera impresionante

Jessie Gibson es una joven que desde que entró a la universidad ganó mucho peso, lo cual empezó a afectar su salud y su autoestima. Todo empezó porque Jessie prefería comprar comida preparada, que cocinar, así que pronto fue víctima de este estilo de vida. Ella trabajaba para comprarse comida para llevar y no hacía prácticamente nada de ejercicios.

Caters
Caters

Sin darse cuenta y con el paso del tiempo, la joven llegó a pesar 120 kilos, lo cual la hacía sentirse agotada y poco atractiva. Jessie dijo lo siguiente: “Estaba trabajando para poder comprarme comida todo el tiempo. No hacía ningún tipo de actividad física y llegué al punto en que no podía soportar lo que veía en el espejo”.

Caters

Luego de que Jessie salió de la universidad, se dedicó a trabajar en un centro de llamadas durante 10 largos años, los cuales desarrolló de la misma manera, comiendo mucho y evitando los ejercicios. Pero un buen día, Jessie decidió cambiar su estilo de vida y ahora con 33 años de edad, pesa 63 kilos y le contó lo siguiente al Metro:

“El punto de cambio fue una noche en que volví de una fiesta y no podía soportar lo que veía en el espejo. La verdad es que no era feliz, ni siquiera con el rostro lleno de maquillaje, en tacones y bien peinada. Además de un poco de vodka. Por dentro era miserable”.

Ese día decidió hacer un cambio en su vida por completo. En el 2011 renunció a su trabajo y empezó a hacer diferentes cosas desde su casa para ganarse la vida. Renunció al fumado, inició una dieta balanceada y empezó a hacer ciertos ejercicios en su casa. Unas cuantas semanas después comenzó a ver los cambios en su cuerpo, así que continuó con su nuevo estilo de vida y siguió perdiendo peso.

Caters

“Cuando perdí 22 kilos, me sentía tan emocionada que compré mi primer bikini de mi vida adulta y lo usaba todas las veces que iba a la playa. Es importante vivir todas las etapas de la pérdida de peso, porque es un proceso lento”. –Jessie-

Luego de 5 largos años de batallar contra el sobrepeso, Jessie logró bajar 53 kilos y ahora su meta es convertirse en modelo fitness.

ontariomuscle

“Aunque tengo los mismos tatuajes, mucha gente cree que las fotos son falsas o que son de otras personas. Pero estoy muy orgullosa de lo lejos que he llegado. Ha sido una experiencia de aprendizaje muy grande”.

¡Definitivamente admirable!

Fuente: metro