Denunció a su jefe por acoso. Sus compañeros le dieron la espalda y decidieron vengarse de una manera extraña

Cuando una joven de 16 años de edad llamada Emily Houser, decidió buscar trabajo, lo encontró en un restaurante Chili’s, en Pensilvania. Ella se llevaba muy bien con todos sus compañeros, incluyendo a su jefe de 24 años de edad, Josh Davison. Sin embargo, unos cuantos días después, las cosas empezaron a cambiar un poco, ya que su jefe empezó a presentar un comportamiento algo extraño y molesto.

Emily Houser / twitter
thesun

Según relata el periódico thesun, era fácil ver que él quería algo más de Emily que solo su amistad. Así que lo que hizo la joven, fue dejarle las cosas muy claras y poner límites a la situación, ya que ella no estaba interesada en nada más que una relación de trabajo. Sin embargo, las cosas se pusieron más intensas y él le empezó a llevar chocolates, flores y regalos, pero ella siempre se negaba a aceptarlos.

En pocos días, las cosas se pusieron aun peor, ya que él la esperaba afuera de su casa y le ofrecía dinero. Llegó el punto en que él le dijo que prefería perder su trabajo, si ella aceptaba salir con él. Un día la fue a buscar a su casa a las 3 a.m., lo cual a Emily le pareció espeluznante. De esta manera trascurrieron 2 años, hasta que la joven cumplió 18. Cuando ella salió de la escuela, vio a Josh en el estacionamiento con un auto lleno de regalos, donde le preguntó que si quería ser su novia, pero ella se volvió a negar.

Emily Houser / twitter

Luego de esto, parece que Josh entendió y dejó de molestarla… pero solo en ese aspecto, ya que en el trabajo le empezó a hacer la vida imposible. En poco tiempo, Emily se dio cuenta que su jefe había empezado a molestar a otra chica muy joven, así que decidió denunciarlo, ya que no quería que nadie más tuviese que pasar por lo mismo.

La administración de Chili’s no lo despidió, pero sí lo transfirió de restaurante. En realidad, Emily no estaba del todo conforme, pero decidió no hacer más problemas y dejar las cosas así. Sin embargo, se llevó una gran sorpresa cuando uno de sus compañeros subió esta foto a Instagram:

instagram

“Jódete Emily Houser. Toma tu pastel y cómetelo zorr@ odiosa”.

Se trataba de una fiesta de despedida para Josh y decidieron usar a Emily como el tema… “A la mierda Emily Houser”. A pesar de que Emily le había pedido al gerente que las cosas fueran confidenciales, él hizo caso omiso, porque todos eran amigos de Josh, así que se autonombraron “Equipo Josh” y realizaron una fiesta en contra de la joven.

De acuerdo con Emily:

“El caso debía mantenerse entre nosotros dos. Éramos los únicos que conocíamos la situación, además de los encargados corporativos”.

A pesar de que ella consideraba amigos a todos sus compañeros, decidió renunciar. Lamentablemente, después de tanto soportar esta situación, las cosas no salieron como lo esperaba. Ninguno de sus ex compañeros le volvió a hablar y según ella, fue una de las peores sensaciones que ha vivido, pero se alegra de que todo haya acabado.

Adaptación: elclubdelospoetasmuertos.net