¿Eres de los que lloran en las películas? Esto dice un estudio sobre ti

En algún momento, la mayoría de nosotros hemos derramado más de una lágrima viendo una película. Incluso las películas animadas nos hacen llorar en más de una ocasión. Y el hecho que unas cuantas imágenes nos ablanden el corazón y nos suelten las lágrimas, puede hacer que nos cataloguen de débiles, por ser un poco (o mucho) más emocionales que los demás.

Sin embargo, llorar puede demostrar todo lo contrario. Cada vez que lloramos al ver un relato o historia con la cual nos identificamos puede significar fortaleza. Existen investigaciones que demuestran que aproximadamente el 92% de las personas, se emocionan tanto al ver ciertas películas, que llegan a derramar un par de lágrimas, lo cual significa que casi todas las personas lloramos en algún momento.

via GIPHY

Además, otros estudios afirman que cualquier categoría de películas ayudan a mejorar considerablemente la capacidad de empatía en las personas, ya que logran que la mayoría se identifique con las historias y “se pongan en el lugar” de los personajes. La empatía nos hace más fuertes y mejores personas.

De hecho, aquellos que empatizan con otras historias y relatos de vida, se vuelven mucho más comprensivos con los demás e incluso suelen modificar su manera de pensar, adoptando testimonios ajenos, para enfrentar la vida de mejor manera en caso de que se presentase alguna situación similar.

via GIPHY

Aparentemente, el funcionamiento del cerebro tiene mucho que ver, ya que las películas emocionales, logran que nuestro cuerpo libere oxitocina, la cual actúa como un neurotransmisor en el cerebro y ayuda a que nos conectemos con los demás, convirtiéndonos en seres humanos más comprensivos, cariñosos y empáticos.

Así que el hecho de llorar o reír viendo una película sin ningún tipo de vergüenza, ayuda al cerebro, motivándolo a realizar cambios positivos en la vida, a ser más comprensivos y solidarios e incluso a ser más fuertes emocionalmente, esto debido a que aprendemos a manejar nuestras emociones.

Así que ya lo sabes… no hay ningún problema en que llores mirando cualquier película y lo puedes hacer sin sentir ningún tipo de pena ni vergüenza.

Adaptación: elclubdelospoetasmuertos.net