El llanto de este niño al pedir dinero es lo más desgarrador que verás

En muchas ocasiones solemos pensar que las personas necesitadas son malagradecidas y que su objetivo es darles lástima a los demás. Es probable que en algunos casos eso sea real, pero definitivamente no podemos generalizar, ya que existen muchas personas humildes, que dan mucho más que aquellos adinerados que no saben qué hacer con sus riquezas.

John Thuo es un niño que solía vivir en las calles de Nairobi, Kenya. La mayoría de estos niños son catalogados como ladrones y maleantes, pero definitivamente ese no es el caso de John, quien demostró que su corazón es tan grande como su honradez y su humildad.

Un día, John se encontraba pidiendo dinero en la calle, cuando se acercó un auto en el cual viajaba una mujer de 32 años de edad, llamada Gladys Kamande, quien presentaba problemas con sus pulmones. Esto la hacía respirar con dificultad y la obligaba a llevar todo el tiempo cilindros de oxígeno, un concentrador de oxígeno y un generador. Además, Gladys había pasado por 12 cirugías, pero lamentablemente en una de ellas, se le rompió un nervio óptico, lo cual la dejó ciega.

Una vez que el niño la vio, le preguntó porque tenía todos esos aparatos, así que ella le contó su historia y el pequeño John no pudo evitar estallar en lágrimas. La situación de esta mujer le hizo ver que a pesar de su pobreza económica, era rico en salud y que siempre habría alguien que la estuviera pasando peor. Luego, John le tomó la mano a Gladys y rezó para que en algún momento tuviera el dinero necesario para todo su tratamiento. Además, decidió darle las poquitas monedas que le habían dado ese día.

Un hombre que caminaba cerca de la conmovedora escena, decidió fotografiar el momento y compartir la imagen, la cual se hizo viral rápidamente. Esto hizo que ocurriera un milagro. Cuatro días después, crearon un sitio que empezó a recibir donaciones de más de tres millones de personas y en poco tiempo reunieron el dinero necesario para que Gladys se pudiera realizar un tratamiento en la India.

Gladys decidió recoger al pequeño John y sacarlo de las calles. Ahora están planeando enviarlo a la escuela y llevar una hermosa vida juntos. Definitivamente Gladys se ha convertido en la madre que John nunca tuvo y ahora ambos se complementan.

Imágenes y fuente: curiosidadeseducativas