Muchas personas son portadoras de este virus pero pocos saben cómo curarlo

Parece mentira, pero muchas personas, padecen de herpes de labios. En realidad es un virus más común de lo que imaginamos y tiende a aparecer cada cierto tiempo de forma más fuerte, lo cual muchos especialistas suelen llamar “crisis”. A pesar de que es un padecimiento bastante inofensivo, tiende a ser doloroso y muy molesto, especialmente cuando hablamos de estética.

mejorconsalud

El herpes es contagioso y existen varios ungüentos para calmar las crisis, pero eliminarlo del todo parece ser tarea imposible. Sin embargo, también existen ciertos consejos, trucos y remedios caseros para combatir este molesto mal, el cual por cierto aparece en el momento menos indicado. A continuación te mostraremos 7 remedios que te ayudarán a mantener el herpes a raya de manera rápida y eficiente. Echa un vistazo:

Leche

Solo debes empapar un pedazo de algodón con leche fría y colocarlo sobre la zona afectada durante unos cuantos minutos. Lo puedes repetir las veces que creas necesarias y varias veces al día.

Extracto de vainilla

Esta sustancia contiene alcohol, así que puede ser muy eficaz para combatir el herpes. Además, huele delicioso y te ayudará a evitar que las bacterias se multipliquen. Lo que puedes hacer es aplicarte unas gotitas sobre el labio afectado unas 4 veces al día.

Regaliz

Muchos odian el regaliz y otros lo aman. Sea como sea, lo importante es que te puede ayudar bastante cuando de herpes labial se trata, ya que contiene un ácido llamado glicirrina, el cual ayuda a neutralizar el virus que provoca el herpes y a frenar su propagación.

Ajo

A pesar de que el olor del ajo puede ser desagradable para muchos, sus propiedades antibacterianas tienen la capacidad de ayudar a apaciguar el herpes labial de manera casi inmediata. Toma un diente de ajo y córtalo a la mitad, de manera transversal, para luego frotarlo sobre la llaga por algunos minutos.

Aceite de menta

Las propiedades antivirales de la menta pueden ser de gran ayuda para apaciguar el herpes. Procura aplicarte aceite de menta en los labios 3 veces al día para empezar a ver sus magníficos resultados.

Peróxido de hidrógeno

Puede actuar como un tipo de desinfectante y te ayudará a recuperar tejidos dañados. De hecho, si el área afectada tiende a sangrar, este remedio puede ser bastante eficaz. Solo debes colocarte un poco en los labios y dejártelo un par de horas.

Hielo

Es genial para apaciguar el dolor y en realidad te puede ayudar a disminuir la inflamación y a evitar la propagación del herpes.

Fuentes: mejorconsalud, misremedioscaserosmdsaude