Sus padres le tomaron una fotografía sin saber el peligro mortal que se encontraba justo debajo

En algunas ocasiones, el peligro puede estar presente, pero un poco escondido o camuflado, como es el caso de esta hermosa fotografía, donde una pequeña llamada Molly, posa sonriendo para su madre, Bianca Dickinson, quien durante las primeras tomas no nota nada extraño y disfruta observar a su hija sonreír y disfrutar de un hermoso paisaje, pero a último momento se da cuenta que algo no anda bien y que un peligroso ser vivo se acerca a su hija.

BIANCA DICKINSON

Sin embargo, la madre no pudo reaccionar de inmediato, ya que representaría un peligro mayor para su pequeña y eso podría significar lo peor. La fotografía fue tomada en un camino de Wimmera, Australia y Bianca contó que mientras fotografiaba a Molly y conversaba con su hijo mayor, se dio cuenta de que algo se movía hacia ella y no lograba distinguir qué… pero casi de inmediato notó que se trataba de una serpiente color marrón, la cual medía unos dos metros, se camuflaba entre la vegetación y su cabeza se encontraba a tan solo centímetros de su hija.

BIANCA DICKINSON

“Me di cuenta en el momento, pero también supe que no podía gritar o reaccionar porque podía ser peor. Así que lo más tranquila que pude, llamé a Molly para que se alejara del lugar”. -Bianca Dickinson-

BIANCA DICKINSON

Luego de que los tres subieran despacio y tranquilamente al auto, por fin Bianca pudo respirar, sabiendo que estaban a salvo. Tan solo unos segundos después, decidió revisar las fotografías y pudo observar lo cerca que estuvo su pequeña de una tragedia, ya que se trataba de una serpiente bastante venenosa… “Cada vez que miro la foto, siento que se me vuelve a paralizar el corazón”.

¡Qué susto!

Adaptación: elclubdelospoetasmuertos.net