¿Sabías que los padres japoneses se disculpan por los crímenes de sus hijos? Esta es la razón

Los japoneses siempre tienen algo para sorprendernos. Esta vez veremos el motivo por el cual su cultura los impulsa a pedir disculpas por los actos de sus hijos. Lo que para muchos podría ser injusto, para estas personas es algo que deben hacer. Ellos suelen pedir perdón debido a una creencia bajo el concepto de “culpa colectiva”, el cual forma parte de la cultura japonesa y según la historia, nació desde los tiempos de los samuráis.

Con frecuencia, los medios de comunicación de este país, realizan ruedas de prensa, con el fin de que los padres de los delincuentes o responsables de algún delito pidan disculpas públicamente a todo el país, por los daños que su hijo causó a la sociedad en general. Esto es llamado “Shazai kaiken” o “rueda de prensa para pedir disculpas” y ya es una costumbre y práctica habitual en Japón.

Primero, las personas leen su disculpa y luego hacen una reverencia a los periodistas y a las cámaras, con el fin de que toda la nación los perdone, según indica la BBC. No importa que tan famosos sean o los cargos por los que se acusa a sus hijos, al parecer, todos tienen el deber y el compromiso de realizar esta tradición. Como la actriz Atsuko Takahata, quien en agosto del año pasado, tuvo que pedir perdón públicamente por los daños que realizó su hijo, luego de ser detenido por abuso sexual.

Además, en el 2013, un conocido conductor de televisión llamado Mino Monta realizó su “shazai kaiken”, asegurando que se sentía “moralmente responsable”, por las acusaciones a su hijo, luego de que fuese arrestado por intento de robo. Esta tradición se remonta a los siglos XV y XVI, donde los samuráis decidían castigar a los familiares de los criminales, lo cual dejó una huella en la historia de Japón y debido a eso, se siguió como una costumbre.

Sin embargo la “culpa colectiva” también se extendió entre los siglos XVII – XIX, ya que las personas de pueblos y comunidades locales, decidían compartir todo, incluyendo los impuestos y los delitos de los habitantes. De acuerdo con el psicólogo del Instituto Kyushu de Tecnología, Naoki Sato, quien habló con BBC, debido a estos hechos ocurridos a lo largo de su historia, es que los japoneses continúan realizando este ritual, ya que en cierta manera, se sienten culpables por los actos de sus hijos y buscan pedir perdón para alivianar su culpa y su pena.

Fuente: BBC